10 mandamientos para hacerlas sentir mejor

No es ningún secreto que muchos hombres piensan que satisfacen a su mujer mejor que nadie, pero la verdad es que ellas muchas veces sienten que falta algo.

Un grupo de especialistas en orgasmos femeninos realizaron una lista de los 10 mandamientos para mejorar en la cama y ayudarlas a pasar un buen rato.

Es que en definitiva se trata de eso, te gusta una mujer, se llevan bien en todos los ámbitos, ¿por qué pasarla mal en la cama?

Veamos cuáles son los mandamientos para hacerlas sentir mejor

 

  • “Si te muestro algo o te digo qué hacer, espero que no te olvides cuatro segundos después”. Muchos dicen que la clave para entender mejor a las mujeres es escucharlas y prestar mucha atención a lo que dicen. Recuerden que “no” significa “no” y que por más excitados que estemos, debemos respetar lo que ella no quiere que le hagan. Al final de cuentas, es cuestión de respetarlas y sólo hacer lo que más les guste, después de todo nosotros también esperamos lo mismo.

 

  • “Lo mejor que me puede pasar es que un hombre me seduzca”, es una frase muy común entre las mujeres que los hombres solemos ignorar. Grave error, para ellas no hay nada mejor que el juego previo, conseguir “calentarla” es un arte que no todos manejan, pero no les quepa dudas que una vez que lo logren van a estar en el cielo. Besos en el cuello, en la frente, una caricia fuera de lo sexual lejos de descolocar, la va a hacer sentir querida además de deseada, indispensable.

 

  • “Disfrutar legítimamente de la previa”, excepto que los dos estén del vamos en un frenesí de sexo desenfrenado, pocas cosas se la “bajan” más que tratar de entrar como un loco. Pisen un poco el freno, bajen algunos cambios y vuelvan al punto 2 de esta lista. Tómense las cosas con calma, acaricien más, disfruten más de lo que está pasando y se abrirán puertas que pensaban cerradas. Uno suele darse cuenta cuándo ellas la pasan mal, lo mismo pasa del otro lado… no fijan disfrutar la previa.

 

  • “Que tenga entusiasmo, que se note que lo está disfrutando”, olvídense de tratar de fingir algo, mejor ser sincero y poner las cartas sobre la mesa si ninguno la está pasando bien. Si ven que hay algo de química entre los dos, aprovéchenla, sáquenle jugo a la situación y van a ver que la van a pasar mejor que nunca.

 

  • “Si es la primera vez, no pidan demasiado, nadie entrega todo lo que tiene en el primer contacto”, tómense el tiempo para conocer a una persona en diferentes encuentros sexuales, no traten de sacarle todo de una. La primera vez debe ser eficiente, “cortito y al pie”, sin demasiadas pretensiones, al menos claro está, que ella así lo quiera. En vez de tratar de forzar una posición, hagan una pregunta en tono de chiste, siempre es mejor hablar que tratar de imponer.

 

  • “Alguien que entienda lo que necesito, que haga ruidos, que le guste besar, que se lo note compenetrado y que al final me traiga helado”, existen pocos hombres que no disfruten de una pizza después de una buena noche, tarde o ¿mañana? de sexo, bueno ellas también, si le caen con un pote del helado que ella prefiere, la van a conquistar de por vida. Respecto a lo sexual hay que demostrar más físicamente, al igual que nos pasa a nosotros, para ellas no hay nada peor que estar “con una momia”.

 

  • “Que me hable sucio, que se ponga un poco porno”, no es muy buena idea para tirarla al principio, pero si están en el mejor momento y te acercás a su oído y le tirás algo sucio y que la haga calentar un poco más, vas a tener un buen polvo garantizado.

 

  • “No tener miedo a demostrar”, para ellas es buenísimo verte con cara de caliente, le va a indicar que la estás pasando bien. Al momento del orgasmo también, no tengas miedo de poner cara de “bobo”, ella va a traducir esa expresión como lo que es, la estás pasando bomba con ella.

 

  • “El sexo es algo muchas veces torpe, poco premeditado, en lo que pasan muchas cosas graciosas, a alguno de los dos se les puede escapar un gas, caerse de la cama y eso hay que disfrutarlo”, relájense, tómense las cosas con la mayor de las calmas, si se les escapa algo, si hacen algo gracioso o si nos hacen un chiste en la cama, entiéndanlo como eso, no hay nada peor que alguien que se ofende durante el sexo y eso cuenta para los dos.

 

  • “Me encantan esos hombres que les gusta explorarme, que buscan cada rincón de mi cuerpo a ver si consiguen darme más placer. Eso me hace ver que me quiere”, más claro tirale un par de baldes de agua. A ellas les gusta que uno las vea como ese regalo que recibíamos en nuestra infancia. En definitiva se trata de mantener ese fuego que sin lugar a dudas brota cuándo conocemos a alguien que nos vuela la cabeza, para luego entender que somos diametralmente opuestos en los gustos. Se trata de respetar y mostrar afecto, el resto viene solo.
  • Por Claudio Deimundo – RH

 

Top