Los chats de Pastorizzo que revelan el vínculo violento con Galarza

El joven le contó a un amigo cómo fue golpeado por su ex novia y una amiga de ella. El miedo al padre policía.

Mientras se investiga el asesinato de Fernando Pastorizzo en Gualeguaychú, los investigadores accedieron al celular del joven y se conocieron los mensajes de WhatsApp que comprueban una relación con Nahir Galarza, acusada y detenida con prisión preventiva tras confesar el crimen.

El celular de Fernando estaba encriptado por su sistema de seguridad, aunque expertos informáticos lograron acceder al sistema y así conocer los chats que mantuvo horas antes de su muerte, el pasado 29 de diciembre. Telefe Noticias conoció detalles de la causa que investiga el crimen. Los mensajes muestran el miedo que Fernando le tenía al padre de Nahir y comprueban el ataque que sufrió en un boliche por parte de Nahir y una amiga horas antes de Año Nuevo.

“Fue la hija de mil p… de Nahir y otra más por no querer estar con ella. Filmé que me estaban cagando a palos”, dice el joven en uno de los chats que mantiene con un amigo. La conversación revela detalles dramáticos en los que Fernando cuenta que “si hablaba” las jóvenes iban a salir a decir que él les había pegado.

Ante de pregunta del amigo, de cómo sucedió la agresión, Fernando cuenta: “Me llamó hasta la puerta para hablar y yo como un pelotudo fui. Me agarraron de los pelos, me empezó a dar la cabeza contra la pared y ahí casi me desmayo. Se me empezó a poner todo negro la vista y el pómulo semejante piña me metieron, tengo hinchado y los brazos y la panza todo como golpeado. Y lo peor que se metieron con mi familia a decir de todo mal, cosas horribles y ahí me largué a llorar y no me dejaba ir por el video. Lo borré y tampoco me dejaba porque decía que iba a habar. Le juré que no”.

En otra parte de la conversación, Fernando menciona al padre de Nahir, al decir que es “gorra”, por su trabajo como policía y pide, casi como una súplica, que lo deje “tranquilo”. “Valió la pena mi cagada a palos si se deja de joder, pero jamás pensé que me podía llegar a hacer eso después de años”, agrega, antes de decir que por suerte “lo bloqueó” del teléfono.

El peritaje fue realizado por el ingeniero Fernando Ferrari, de la Procuración General de Entre Ríos, con el objetivo de desentrañar qué tipo de relación tenían Nahir y Fernando. Al comprobarse el vínculo, Nahir podría ser condenada a una pena de entre 8 a 25 años o prisión perpetua.

Fernando fue encontrado sin vida con dos tiros en la espalda y el pecho en la calle General Paz al 1500 en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú. En un primer momento, la joven de 19 años, estudiante de abogacía, declaró que no había visto a su ex novio, pero horas más tarde se presentó ante la Justicia para confesar el crimen que cometió con el arma reglamentaria de su papá.

La Justicia comprobó además que hay más de mil mensajes de WhatsApp entre los dos jóvenes, que fueron enviados entre fines de 2016 y el 28 de diciembre pasado, un día antes de la muerte del joven.

Top