Ingrid Grudke: “No me arrepiento de nada”

“No tengo nada que esconder”, es lo primero que contesta la modelo misionera Ingrid Grudke a todo el que, sorprendido, le pregunta cómo es que sigue enfrentando flashes y cámaras después de que quien fue su pareja durante cuatro años, el empresario kirchnerista Cristóbal López , haya terminado en prisión acusado de evadir 8 mil millones de pesos de impuestos a través de su empresa OIL.

López se entregó a la Justicia tras pasar algunas horas prófugo el 20 de diciembre pasado. Hasta entonces, la modelo mantenía el romance y había hablado con la prensa de las acusaciones que caían sobre él alegando no ver: “Todo lo que dicen de él, no lo veo, nunca lo vi”, dijo en reiteradas ocasiones. Pocos días después de que quedara tras las rejas, la relación se terminó. Ingrid se instaló en Mar del Plata para sumarse al elenco de Como el culo, la exitosa obra de calle Corrientes que se estrenó el 27 de diciembre en el Teatro Neptuno y sube a escena de martes a domingo con una gran concurrencia de público. Acá pasará el verano, contenida por sus compañeros de elenco y amigos de toda la vida, como Manuela, hija de Héctor Vidal Rivas, que la convocó para participar, como siempre, del Mar del Plata Moda Show, desfile que cumplió 23 años y parece impensable sin la presencia de Grudke, “un clásico” de esa pasarela. “Me refugio en mi trabajo, en mi mundo, en mis amigos, en mis compañeros que jamás me preguntaron nada. Me quedo con eso, con mi familia. Me llamó todo el que quería que me llamara. No tuve ninguna agresión. Algunos me preguntan si tengo miedo. No tengo miedo. ¿Miedo a qué?. Si yo no hice nada”, dice Ingrid.

Más tarde, se lucirá con diseños de Custo Barcelona, invitado de lujo para esta edición del desfile, y cerrará el evento a cargo de la última pasada. Desde el front row, la aplaudirán con ganas sus compañeros de la obra de teatro, actrices de trayectoria como Claudia Lapacó y Luisa Albinoni, y Mirtha Legrand, que el domingo pasado la tuvo en el primer almuerzo del 2018 emitido desde el Costa Galana, y dio que hablar con sus preguntas sobre el caso López. “¿No sabías quién era?”, “¿Conocías sus negocios?”, fueron algunas de las dudas de la diva de los almuerzos que provocaron respuestas tajantes de parte de la modelo: “Estoy acostumbrada a que me valoren por lo que soy, por el trabajo que hice, no me corresponde opinar de ciertas cosas en las que no tengo que ver”.

“Todos saben cómo soy, cómo es mi personalidad -explica Grudke tras el episodio en Almorzando-. Por Mirtha siento un respeto y un aprecio de mucho tiempo. Compartimos cenas. Tenemos mucha afinidad fuera del escenario. Ella vio mi carrera y siempre supo valorarme como persona y profesional. Eso es bueno, que otra mujer destaque mi trabajo porque yo trabajo para la mujer, para que se sienta libre, valorada, libre de lo que digan los demás”.

Top