Trump intenta frenar que salga a la venta un libro explosivo sobre su mandato

A través de un abogado, intimó al periodista Michael Wolff y a la editorial a no publicar la obra, que lo deja mal parado.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, puso fin ayer a la alianza con su ex estratega Steve Bannon, el máximo exponente de la extrema derecha que participó de su gestión, y sus abogados amenazaron con bloquear judicialmente el lanzamiento de un libro sobre su gobierno que incluye algunas picantes declaraciones del antiguo asesor.

Los abogados de Trump amenazaron con acciones legales contra Bannon y le exigieron que respete el compromiso de confidencialidad que firmó al empezar a trabajar con Trump en la campaña y como funcionario de su gobierno. Además, lo instalaron a dejar de hacer declaraciones, como las que saldrán publicadas en un libro en los próximos días.

Al mismo tiempo, uno de esos abogados, Charles Harder, reclamó tanto a la editorial del libro “Fuego y Furia: Adentro de la Casa Blanca de Trump”, como a Michael Wolff, su autor que “cesen y desistan de cualquier publicación, revelación o diseminación” de la obra.

El lanzamiento del libro está previsto para el próximo martes y el adelanto publicado ayer por la revista New York augura que será explosivo.

El libro, que será lanzado la semana próxima, incluye varias entrevistas, entre ellas una conversación con Bannon, último jefe de campaña y ex estratega jefe de Trump, en el curso de la cual el ultraderechista tachó de “traición” y “antipatriota” al hijo mayor del magnate por participar de una reunión en plena campaña con un grupo de enviados del gobierno ruso, con la esperanza de conseguir documentos que perjudicaran a la entonces candidata demócrata, Hillary Clinton. Según contó Bannon para el libro y fue adelantado ayer, Trump no pretendía llegar a ser presidente, sino simplemente potenciar su emporio y su imagen como empresario exitoso.

“Estamos investigando numerosos comentarios falsos y sin base que dijo usted sobre el señor Trump”, informó Harder al autor, Wolff, y le advirtió que podrían denunciar al libro por invasión de la privacidad y difamaciones contra el presidente y su familia.

También alertó que el equipo de abogados del mandatario podría probar una “malicia real” ya que “el libro admite en la introducción que contiene declaraciones no verdaderas” y no cita ninguna fuente para muchas de sus “dañinas afirmaciones” sobre Trump.

Harder, por último, se dirigió directamente a Bannon. “Incumplió el acuerdo (de confidencialidad) al, entre otras cosas, comunicarse con el autor Michael Wolff sobre Trump, los miembros de su familia y la empresa (Trump Organization), divulgar información confidencial a Wolff y hacer declaraciones despectivas y en algunos casos directamente difamatorias a Wolff sobre el Trump, los miembros de su familia y la empresa”, denunció el abogado en la carta documento enviada a Bannon.

Luego de que la revista New York publicara anteayer un adelanto del libro, la reacción de la Casa Blanca fue inmediata.  La vocera del gobierno, Sarah Huckabee Sanders, informó que Trump estaba “furioso” y “disgustado” por las declaraciones de Bannon y el libro en general, y adelantó que todas eran “escandalosas” y “completamente falsas contra el presidente, su administración y su familia”.

El propio Trump publicó un comunicado contra Bannon, en el que aseguró que su ex asesor “perdió la cabeza” y que ya no tiene “nada que ver” con su gobierno.  “Steve rara vez estuvo en una reunión a solas conmigo y sólo finge haber tenido influencia para embaucar a unos pocos que no tienen acceso ni tienen ni idea, a los que ha ayudado a escribir libros falsos”, afirmó Trump.

Empero, Bannon fue una de las figuras más poderosas en la Casa Blanca desde enero de 2017 hasta agosto, cuando presentó su renuncia y regresó al portal de extrema derecha Breitbart News. Según las versiones periodísticas de ese momento, Trump separó a Bannon de su cargo a pedido de John Kelly, el general retirado que, en uno de los puntos más complicados del primer año de gobierno del magnate, aceptó la función de jefe de Gabinete.

Hasta ese momento, Bannon era una de las figuras que más aparecía en las fotos de reuniones en la oficina presidencial y varias veces Trump lo reivindicó como una de las personas más importantes de su gabinete.

Top