Alberto Fujimori abandonó la clínica donde recibió el indulto y quedó en libertad

El expresidente peruano Alberto Fujimori abandona en silla de ruedas la clínica limeña en la que estuvo internado por problemas cardíacos 12 días, tiempo durante el que fue indultado.

El indultado ex presidente peruano Alberto Fujimori (1990-2000), tras recibir alta médica, abandonó anoche la clínica Centenario, en el distrito limeño de Pueblo Libre, en la que estuvo internado durante 12 días y después de recibir el indulto del mandatario, Pedro Pablo Kuczynski.

Fujimori salió el jueves a las 21:38 (23:38, hora en Argentina) del centro médico en una silla de ruedas acompañado por su hijo menor, el congresista Kenji Fujimori, y otros colaboradores del legislador, según registró EFE.

El ex gobernante, de 79 años, abordó una camioneta con vidrios polarizados y abandonó el lugar custodiado por agentes de Seguridad del Estado, para dirigirse a una vivienda ubicada en un exclusivo sector del distrito de La Molina, según dijo su médico personal Alejandro Aguinaga, citado por el diario peruano Correo.

Fujimori recibió el alta médica y quedó en libertad tras el polémico indulto

El ex presidente peruano Alberto Fujimori abandona en un vehículo la clínica Centenario de Lima en la que estuvo internado por 12 días. EFE / Eddy Ramos / Agencia Andina

Aguinaga, declaró a Canal N que su paciente se reuniría con sus cuatro hijos en la casa de La Molina, que cuenta con custodia policial pero no pertenece a ningún familiar.

Durante su permanencia en la clínica, el ex presidente fue sometido a una serie de análisis y tratamientos para atender los problemas de salud con los que se justificaron el indulto humanitario y derecho de gracia.

Al respecto, la socióloga Marisa Glave, miembro de la bancada Nuevo Perú, comentó en Twitter, que “se completa la farsa”, pues “queda en evidencia que Fujimori no es enfermo terminal”.

“Hoy el crimen y la impunidad salen a la calle, pero la dignidad de los peruanos saldrá a la calle el día 11 a recuperar la esperanza y a decirle a PPK (Kuczynski) que su Indulto Ilegal no se sostiene”, afirmó la legisladora en referencia a la marcha de protesta anunciada para la próxima semana.

Fujimori fue internado un día antes del indulto otorgado por Kuczynski alegando problemas de presión arterial, los cuales según el ex director general de Derechos Humanos del ministerio de Justicia Roger Rodríguez, nunca antes calificaron para un indulto humanitario.

Horas antes de la salida de Fujimori de la clínica, un centenar de seguidores fue a la casa de Kuczynski, para agradecerle por el indulto humanitario otorgado el 24 de diciembre a Fujimori que cumplía una sentencia dictada en 2009.

La condena era de 25 años de cárcel por la muertes de 25 personas en Barrios Altos y La Cantuta, ejecutadas por el grupo paramilitar Colina en 1991 y 1992, además del secuestro del empresario Samuel Dyer y el periodista Gustavo Gorriti, y por desviar fondos de las Fuerzas Armadas para pagar la Compensación por Tiempo de Servicio (CTS) de su ex asesor presidencial, el ex militar Vladimiro Montesinos.

Los manifestantes vestían camisetas blancas con la inscripción “Fujimori Libertad” y llevaban banderines y carteles donde daban las gracias a “PPK”, como se conoce al actual jefe de Estado peruano.

En otro de los carteles se leía “el Perú sólo quiere reconciliación”, la misma idea que el mandatario expresó tras otorgar el indulto al ex gobernante y recibir el rechazo de distintos sectores políticos y sociales, que cuestionaron la legalidad del beneficio a Fujimori.

Top