¿Cuál es la fantasía sexual más común entre las mujeres?

Según un relevamiento de la Universidad de Montreal, el 60% de las encuestadas coincidió en que una práctica “tabú” es clave para el placer en la cama. Las razones detrás de esta preferencia. La opinión de los expertos.

La imaginación y las fantasías no entienden de nacionalidades, etnias ni idiomas. Independientemente de la edad de las personas, la necesidad de tener sexo va de la mano con las ganas de materializar en el acto sexual los deseos previos.

Son las fantasías sexuales aquellas que logran transportar a los seres humanos a los lugares más íntimos, sensuales y secretos de la mente.

Y si bien los hombres y las mujeres comparten muchas de estas fantasías, son ellas las protagonistas de un nuevo estudio, el cual exhibe las ilusiones que buscan concretar en la intimidad.

El relevamiento lo hizo la Universidad de Montreal, en donde 1500 mujeres respondieron, a través de un cuestionario, diversos temas sexuales con la finalidad de descubrir sus gustos, preferencias y deseos.

Más del 60% de las participantes coincidió en el que el sometimiento a cargo de sus parejas es el punto cúlmine que buscan saciar en la cama.

Según el relevamiento canadiense, el 60% de las mujeres quiere ser “dominada sexualmente”

El informe publicado en la revista The Journal of Sexual Medicine coincidió en que este hecho suele repetirse en la mente de millones de mujeres alrededor del mundo.

Lo que este relevamiento intentó demostrar es que las mujeres desean sumergirse en el rol sexual de sumisa y que su pareja juegue con el rol de dominante.

Incluso, según los médicos y líderes del estudio Christian Joyal y Amélie Cossette, “las mujeres que tienen este tipo de fantasías también buscan el papel de dominante en la cama, por lo que los temas sadomasoquistas suelen ser tratados más como una fantasía que como una realidad en la vida sexual de las mujeres debido a los tabúes que en ocasiones existen”.

En 2015, la agencia de marketing Becom1, dedicada a develar las preferencias de los argentinos a la hora de pensar en el sexo y el erotismo, llegó a la conclusión de que los hombres y las mujeres, en mayor medida, tienen al trío como protagonista de todas sus fantasías.

La participación de una tercera persona es clave para ambos géneros (47% para ellos; 27 para ellas). En segundo lugar, las mujeres eligen el voyeurismo (22%) y los hombres, los disfraces (25%).

Siguiendo el orden, en un menor porcentaje, ellas fantasean con tener relaciones con otras mujeres (19%) y como tercera opción, los hombres prefieren el cambio de roles.

Top